ENTREVISTA CON LYNNE RAMSAY

 

 (REVISTA INDIEWIRE)

 

indieWIRE: ¿Por qué quisiste llevar el libro Morvern Callar al cine?

Lynne Ramsay: Creo que [Morvern] es simplemente un personaje extraordinario. Me recuerda a una novela de Camus, algo así como El extranjero, pero con una mujer joven. Sentí que había algo fuerte en ella, y que era muy moderna. Es un desafío. Alguna gente lo tomará, otra no.

 

iW: Tanto Ratcatcher como Morvern Callar están ambientadas en pequeños pueblos. ¿Qué es lo que te atrae de esas ambientaciones? ¿Creciste en un lugar así?

Ramsay: Tal vez siento como si hubiera crecido en un lugar así. Amo a esos personajes –del tipo marginal- y algunas veces no son del todo agradables. Morvern es una chica común y corriente que hace algo bastante extraordinario. Ambos tienen cierto filo en ese sentido, tanto James [el protagonista de Ratcatcher] como Morvern. Creo que hay una sensación de fuga, de escaparse de cierta banalidad. Creo que esta es una película acerca de una generación un poco perdida. Ya sabés, los que van a las fiestas, o se la pasan de disco en disco –no es una película sobre las discos en absoluto, pero sí sobre esa especie de juventud privada de privilegios de ningún tipo, supongo, de cierta manera. Hay algo bastante solitario en lo que respecta a estos lugares, las fiestas…  es mucho más egoísta para ella escaparse, salirse de la banalidad. ¿Sabés a qué me refiero? Y el dinero; creo que ella se queda con el dinero porque cree que puede comprarle libertad, pero no lo hace. Le compra cierta libertad, pero aún así está sola.

 

iW: ¿Cómo llegó el libro a la pantalla? ¿Ya habías hecho Ratcatcher?

Ramsay: después de hacer Gasman [su tercer cortometraje], [me mostraron] esta novela. Era acerca de esta especie de personajes en los que estoy interesada y todo partió de ahí. Pero la cosa fue que había empezado Ratcatcher. Nos metimos en el guión bastante rápido y yo terminé coescribiendo, cosa queno había hecho nunca antes. Pero otra directora (Liana Dognini), que es animadora  -- ella es amiga mía y una guionista realmente buena – fue quien comenzó a escribir y luego yo vine e hice el segundo borrador. Así que terminó siendo un muy buen proceso en cierto sentido porque nunca había hecho una adaptación, nunca había coescrito, y no sabía si podía hacerlo. Ella es muy analítica y yo muy intuitiva, así que realmente nos motorizábamos una  a otra. Y se trataba de un proyecto complicado, una adaptación difícil. Terminó funcionando muy bien.

 

iW: ¿Viste Bajo la piel [el primer protagónico de Samantha Morton]?

Ramsay: Sí, la ví. Años atrás.

 

iW: ¿Te pareció que Samantha llevaba ese tipo de personaje en ella en esa película?

Ramsay: creo que dio una interpretación magnífica, y tal vez haya algo de eso ahí, supongo. Pero realmente, ví fotos de ella y se veía como en un trance, algo en sus ojos. Fui a verla, sin la presión del casting, y simplemente decidí hacerlo con ella. Parecía ser lo correcto. Fue extraño porque ella era la primera persona a la que veía y eso no me ocurre normalmente. No me la podía sacar de la cabeza. Eso es lo que le aporta su interpretación a la película, y también a Dulce y melancólico, de Woody Allen. Porque en esa película interpreta a una muda, pero se lo entiende todo.

 

iW: Ella es una actriz británica inusual: no necesita muchas palabras para expresarse.

Ramsay: ya lo creo. Tiene todo un rango para ofrecer, y creo que tiene también mucha integridad acerca de lo que elige hacer. Yo respeto eso.

 

iW: Las críticas han estado calificando a tu película de obra de arte, pero han cuestionado su potencial comercial. ¿Es algo en lo que hayas pensado?

Ramsay: una no hace una película que no quiere que nadie vea, ni se mete en algún circuito extremo de films “de arte” donde sólo la verán dos personas. Nunca la ví de esa manera. Creo que realmente sería subestimarla, porque he interactuado con distintos públicos y han respondido y la han comprendido, y la taquilla tiene más que ver con la manera en que se la vende. Veremos qué pasa. Con Ratcatcher el caso fue bastante parecido, preguntándonos ¿qué hacemos con esto? Creo que cuando uno no sabe en qué categoría poner una película, es mucho más difícil. Es algo así como ¿tu película es esto? ¿es aquello? Y creo que uno tiene que darle una oportunidad, dejarla respirar. Depende mucho, me imagino, de que la gente diga fui a verla, es cool. Deberías ir a verla. Es una pena cuando intentan encasillarla demasiado, pero creo que es una película difícil de definir. Ratcatcher era más fácil: oh, realismo social, realismo sucio – lo cual me molestaba en el momento porque sentía que era un film mucho más… poético que eso. O, ya se sabe, el “ángulo británico”. Pero cuando uno no puede encontrar la etiqueta, el asunto se pone difícil.

 

iW: ¿Podés contarme cómo desarrollaste el estilo visual de la película?

¿Qué tan espontáneo fue cada día de rodaje, cómo lo planificaste?

Ramsay: No tuve muchos storyboards, pero tenía un montón de referencias.Trabajé con muy buena gente. La diseñadora de producción Jane Morton y el director de fotografía Alwin Kuchler. Exploramos mucho material “anímico”, preparando el tono de las escenas. Pero buena parte del estilo visual proviene de los personajes, o la emoción que uno esté tratando de atravesar con imágenes. [Morvern] es para mí un personaje medio real y entonces, tiene algo medio surrealista. Es un pequeño salto para la imaginación  lo que se requiere para acompañarla. Ella entierra a su novio y todo eso. Yo pensé: no voy a filmar esto de manera realista, porque ni squiera yo me lo creería. Es ridículo filmarlo de manera realista. Así que busqué cierto estado onírico para Morvern, y ella es más un personaje icónico y simbólico. Así se lo siente en la novela, así que me pareció que ese el estilo, anclarla en la realidad pero tener también ese estado nebuloso, soñoliento. Pero también, la gente dice "sos una cineasta visual". Pero también tenés el sonido, y el diseñador de sonido [Paul Davies] merece mucho crédito por ello. Su trabajo provee a la película de mucha atmósfera y espacialidad. No son sólo imágenes.

 

iW: Como habías hecho en tu primera película, usaste actores no profesionales, pero los combinás con Samantha Morton, una profesional pulida.

Ramsay: Me pareció que era una combinación interesante, porque Sam es bastante ontra¿olada y Kathleen [McDermott, que interpreta a Lanna] es muy espontánea. También tiene cierta ligereza -es veloz, divertida- y se convirtió en una suerte de equiibrio de Sam. Sam tiene esta arista por la cual una siente que cualquier cosa puede pasar y es perfecta para Morvern. Y  Kathleen realmente comprendió su personaje.

 

iW: Samantha tuvo el guión por adelantado, pero Kathleen no. ¿Por qué fue así?

Ramsay: Creo que le dio algo de espontaneidad a la película. Creo que con actores no profesionales la manera en que se consigue el mejor trabajo es no darles el guión completo, lo cual los pone en esta especie de ¡Oh, qué significa mi personaje!  Eso es lógico para alguien que no lo ha hecho nunca antes. Pero también la dejo encontrar su propio camino. De tal manera que no sea muy analítica acerca de qué ha ocurrido en su pasado o lo que sea. Esencialmente, se sintió muy en el momento porque ella sabía qué era lo que estaba pasando ahora, y punto. Y funcionó. Uno tiene que garantizar una interpretación para cada actor diferente, y yo hice lo mejor posible para hacer eso con dos actrices totalmente diferentes.

 

iW: Samantha fue directo a Minority report: sentencia previa.

Ramsay: Eso debe haber sido muy extraño, después de mí.

 

iW: ¿Te parece que habrá estado más cómoda trabajando con vos?

Ramsay: yo creo que fue una gran experiencia para ella, porque es una especie de experiencia íntima y buena parte de los integrantes del equipo son amigos. Tenía una atmósfera  un tanto hippie, como la de una comunidad hipie española. Yo creo que se puso bastante triste cuando terminó el rodaje. Fue como si una familia se rompiera. Había buenas vibraciones entre nosotros.

Copyright © 1996-2003, indieWIRE LLC.

 

 

 

 

 

 

FESTIVALES RETROSPECTIVAS ESTRENOS Y NOVEDADES  

 ENTREVISTAS INFORMES CRITICOS CONTACTENOS