GORDON MITCHELL

(1923-2003)

 

 

 

Uno de mis recuerdos de infancia es el momento de reconocerme cinéfilo siguiendo a los gloriosos “Sábados de Súper Acción” del viejo canal 11. Por aquellos años supe, entre otras cosas, que un señor llamado John Ford había realizado varias películas que me gustaban, que un tal Boris Karloff podía caracterizarse como un monstruo o como un amable anciano, o que las historias del oeste llegadas desde Europa eran más violentas y exageradas que sus pares norteamericanas.

También descubrí que la historia antigua vía “Peplum” era mucho más divertida que aquella que contaban los manuales “del alumno”.

Mientras mis juguetes quedaban a un lado, mis ojos no podían desprenderse de los peligros descomunales a los que se enfrentaba un señor musculoso en escenarios a veces sobrenaturales, a veces hiper-realistas. Sabía que ese “físico culturista” era Gordon Mitchell  y que algunas de aquellas películas podían ser “Atlas in the Land of Cyclops” (aka “Maciste nella terra dei ciclopi”, “Maciste el coloso”) (1961), dirigida por Antonio Leonviola, “L’ira di Achille” (“La cólera de Aquiles”) de Marino Girolami (1962) o mi favorita “Il gigante di Metropolis” (“El gigante de Metrópolis”) de Umberto Scarpelli, uno de los pocos “peplum” de “ciencia ficción” que combinaba toda la iconografía antigua con rayos mortales y armas dignas del gadget James Bond.

Gordon Mitchell, quien murió el sábado 20 de setiembre a la edad de 80 años, había comenzado su carrera como físico culturista, primero como protegido de Mae West, y luego popularizándose a través del Peplum (género conocido en USA como "sword and sandal") como las ya citadas, de allí pasó al Western Spaghetti con algunos personajes simpáticos como el del Indio en “Rita nell west” (“Rita va al oeste”) de Ferdinando Baldi con Rita Pavone, Terence Hill, Lucio Dalla y Fernando Sancho y hasta clásicos como el “Satyricon” de Federico Fellini (1969).

Había nacido como Charles Allen Pendleton el 29 de julio de 1923 en Denver, Colorado. Sus padres se divorciaron cuando él entraba en la adolescencia y su madre mudó a la familia a Inglewood, California, donde comenzó a interesarse por el Físico culturismo. Sirvió en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial tomando parte en la batalla de Bulge y estuvo presente durante las acciones de Buchenwald. Luego de la guerra se gradúo como consejero y se transformó en profesor de secundaria. Durante los fines de la década del 40 y comienzos de la de los 50 era uno de los fisicoculturistas de la famosa Muscle Beach, en Venice,  California, allí fue descubierto por Mae West, quien inmediatamente lo contrató para su teatro de revistas.

Debutó en cine con un papel en “Prisoner of War” (1954), protagonizada por Ronald Reagan; participó en la obra de Otto Preminger “El hombre del brazo de oro” (“Man with the Golden Arm”) (1955), protagonizada por Frank Sinatra; y también apareció en la versión de 1956 de “Los diez Mandamientos” de Cecil B. Mille.

En los comienzos de los 60 los productores italianos buscaban a otro musculoso luego del éxito de Steve Reeves y sus Hércules y llegaron a Mitchell, así llegó en 1961 “Atlas in the land of Cyclops” el personaje se llamó “Maciste” en los países no angloparlantes. Mitchell no hablaba italiano por lo que tuvo que decir sus líneas en inglés y luego ser doblado.

"Todo el mundo pensaba que yo hablaba italiano porque decía mis líneas lentamente y abriendo la boca más de lo debido" recordó Mitchell. “Atlas in the land of Cyclops” se transformó en un éxito inmediato en Italia y luego en toda Europa.

En un lapso de 30 años apareció en más de 200 filmes, entre los  que se encuentran: “Brennus, Enemy of Rome” (1963), “Law and Dead for a Dollar” (western spaghetti de 1968), “Tiger on the River Kwai” (kung fu movie de 1970), “The Fighting Fists of Shanghai Joe” (spaghetti western de kung fu de 1972/73), “Blood Delirium” (horror gore necrofílico de Sergio Bergonzelli, donde Mitchell interpreta a un demente que devora el corazón de su novia muerta).

Mitchell regresó a USA en 1989 y apareció en varias películas, una de ellas es “Bikini Drive-in” de Fred Olen Ray (1995) en la que interpreta a Goliath en un avance de un próximo estreno titulado “Goliath and the Cheerleaders”. Su última aparición fue en un episodio del drama televisivo alemán “Cybersex und Sektenfalle” (1998).

Con Gordon Mitchell se ha ido uno de los íconos del cine de matiné, un tiempo que ya pasó, al igual que aquellas tardes de los sábados en las que se enfriaba el café con leche porque en televisión estaban pasando “El gigante de Metrópolis”.

 Fabián Sancho

 

 

 FESTIVALES RETROSPECTIVAS ESTRENOS Y NOVEDADES  

 ENTREVISTAS INFORMES CRITICOS CONTACTENOS