RIN TIN TIN

Entre las estrellas hollywodenses más extrañas de la década del 20, se destaca este perro lobo, con una historia real digna de figurar como uno de sus filmes.

La historia

Los antecedentes de los perros actores se remontan hasta los tiempos romanos del emperador Vespasiano, a comienzos de la era cristiana. Plutarco en uno de sus testimonios nos habla sobre la existencia de un can (presuntamente un caniche negro) de nombre "Zoppico" quien actuó varias veces frente al emperador. Su pieza de lucimiento era la "Muerte por envenenamiento", escena en la cual el animal mordía un trozo de pan, ponía los ojos en blanco, sufría tics, temblaba, jadeaba, caía vencido por su propio peso y "perdía el conocimiento". El dueño lo llamaba, lo sacudía e inclusive, tomándolo de las patas, lo arrastraba por el escenario. Terminado el acto, Zoppico se ponía de pie y en dos patas saludaba inclinando la cabeza como un verdadero actor. Según las crónicas era un acto muy aplaudido en la Roma Imperial. Entre sus descendientes se contaron

otros actores, algunos fueron tomados como encarnaciones demoníacas

y sufrieron la pena de muerte mientras otros obtuvieron aplausos. Pero esa es otra historia.

Volviendo al can de marras, la historia (o el mito, ya que hablamos de una estrella como Marylin) nos cuenta que durante la Primera Guerra Mundial, en Francia (año 1918), era usado como correo por las tropas alemanas del Kaiser. Ese año se extravió y fue encontrado en un estado lamentable (herido y bajo los escombros, junto a una perra de raza ovejero alemán) por el sargento de la aviación  norteamericana Lee Duncan.

Duncan era un cinófilo apasionado, recogió a los dos animales, curó al  herido y lo llamó "Rin Tin Tin" mientras la hembra recibió el nombre de "Nanette". Finalizada la guerra llevó a ambos perros a California  donde comenzó a entrenarlos y enseguida notó las extraordinarias cualidades del macho.

El resultado fue que para 1923 ya existía el primer perro estrella en Hollywood, Los Angeles, California.

Su debut cinematográfico como protagonista absoluto fue con "Donde comienza el Norte", si bien esta película fue recibida por los productores de un modo "amable" nadie hubiese previsto el revuelo que armó entre el público.

De un día para otro, "Rinty" (como se lo llamaba cariñosamente) fue recibido como una celebridad más.

Todo el mundo hablaba sobre él y se convirtió en  la estrella total de sus filmes, relegando  a los actores masculinos a cumplir un mero papel de apoyo a sus acciones. Generalmente se trataban de historias donde el perro acompañaba a un detective y/o al sobrino de éste. El esquema era básicamente el de una intriga desarrollada con buenos y malos en donde los últimos atrapaban a los primeros. Rinty llegaba siempre al rescate, salvaba las situaciones y todos felices.

Rinty llegó a firmar sus propios contratos dejando la huella impresa de su pata derecha.

En sus catorce años de vida (9 años de carrera)  interpretó 25 filmes de gran éxito y dos seriales entusiasmando a chicos y grandes de todo el mundo.

Cuando murió en 1932 la United Press comunicó la noticia con estas textuales palabras:

"El más célebre animal del mundo del cine nos ha dejado para ingresar en las reservas de caza de los Campos Elíseos. Ejemplo de bondad y coraje, el recuerdo de sus espléndidas películas nos acompañará toda la vida".

Tras la muerte del Rinty original, Duncan presentó a Rin Tin Tin Junior (hijo de Nanette) quien actuó junto al caballo Rex, otra estrella animal. En 1941 fue presentado Rin Tin Tin III y fue utilizado al igual que su abuelo como perro de guerra (pero en otro bando). También fue utilizado para entretener a los soldados.

En los cincuenta Rin Tin Tin IV dio el gran salto a la T.V. protagonizando una serie ambientada en el Oeste Norteamericano luego de la Guerra Civil en el fuerte apache. Vehículo idóneo para una serie de perros. A Rinty lo acompañaban el pequeño cabo Rusty (interpretado por el niño actor Lee Aaker), el teniente Rip Masters y el sargento Tim O´hara. Los malos podían ser forajidos, ex soldados sureños transformados en contrabandistas de licor o armas, indios, etc.

A partir de 1965 existió otro Rinty también en T.V. pero con aventuras ambientadas en una época contemporánea a la serie y en un bosque, pero eso ya es otra historia (bastante menos rica).

FABIAN SANCHO

 

Click aquí para ver la filmografía completa

 

 

 

 

 

INDEX FESTIVALES RETROSPECTIVAS ESTRENOS Y NOVEDADES  

 ENTREVISTAS INFORMES CRITICOS CONTACTENOS