"EL SANTO" EL MAXIMO HEROE MEXICANO

Bucear en la riquísima filmografía con luchadores mexicanos resulta una tarea que adquiere proporciones casi épicas, debido a la gran cantidad de material que hay al alcance y al amplio espectro que abarcaron estas aventuras (muchas veces, estos héroes se enfrentaban contra vampiros, zombies o brujas, otras veces se encontraban en el oeste

o en medio de la revolución mexicana, hasta pueden enfrentar a un siniestro doctor loco).

Decir luchador y mexicano convoca a la ya legendaria figura del Santo.

 Su nombre verdadero era Rodolfo Guzmán Huerta y había nacido en

Tulancingo, Hidalgo, México el 23 de setiembre de 1917, también fue conocido como "El enmascarado de Plata".

Se introduce en la lucha libre y comienza su ascenso meteórico.

Tal como se ve en los programas de lucha de abajo, fue rival de luchadores como el Cavernario y The Blue Demon, con quien luego compartiría cartel en varias películas.

Su momento más dramático lo vivió en noviembre de 1952, cuando "The Black Shadow" (nombre real: Alejandro Cruz)  le hizo trizas la máscara.

 

 

 

1952 también fue el año en que aparece la que se considera el primer filme de luchadores "Huracán Ramírez" con un luchador que utilizaba ese apodo.

La película resulta un éxito moderado en taquilla y eso hace que esperemos hasta 1957 para ver "La Maldición de la Momia Azteca" con Murciélago Velázquez, Firpo Segura, Enrique Yañez (padre del comentarista y ex luchador Javier Yañez), y Lobo Negro. Parece ser que "La maldición..."  sí prendió entre el público e introdujo la mixtura y contaminación entre géneros, las historias dejarían de ser de "arenas de lucha" para confundirse con el policial y el terror (con ciertas influencias de las obras de la Universal, esos clásicos monstruos interpretados por Bela Lugosi, Boris Karloff, Lon Chaney Jr. y en segunda línea por John Carradine, J. Carroll Nash, etc.).

La suerte estaba echada; disfrutaríamos de luchadores para rato.

En 1958 debuta "Santo" en cine con la magnífica "Santo contra el cerebro del mal" y ese mismo año la saga continuaría con "Santo contra los hombres infernales". Los ingredientes eran sencillos: nuestro héroe (un Santo, con todo lo que ello implica) debe enfrentarse contra los villanos de turno quienes generalmente poseen algún poder sobrenatural (vía experimentos científicos como es el caso de estos primeros filmes o directamente por ser seres demoníacos como vampiros, brujas, etc. en otras cintas).

 

 

Por los años 60 nacía su hijo, quien luego sería conocido mundialmente

como "El hijo del Santo".

Lo valioso del Santo fue que trasladó las características de los héroes

clásicos como Hércules (no por casualidad el renacimiento

cinematográfico del héroe griego interpretado por Steve Reeves y

el lanzamiento del "Enmascarado de Plata" son casi simultáneos) al

México contemporáneo y recuperó tanto al espíritu aventurero como

el disfrute por las historietas o cierto toque "fotonovelesco".

 

Murió el 5 de febrero de 1984, un Luchador tan mágico como misterioso.

 

 

FABIAN SANCHO

 

 

Click aquí para ver la filmografía completa

 

 

 

 

 

INDEX FESTIVALES RETROSPECTIVAS ESTRENOS Y NOVEDADES  

 ENTREVISTAS INFORMES CRITICOS CONTACTENOS